La rutina de un parado

paro juvenil

Artículo publicado en El País

The mother of the cordero! Son las ocho de la mañana. Comienza mi rutina y, como tantos parados, enciendo el ordenador y consulto las ofertas de trabajo. En una famosa web de empleo leo un anuncio que solicita inventaristas para trabajar en un almacén de diez de la noche a seis de la mañana por cinco euros la hora. Un poco más abajo, necesitan “secretaria con carácter dulce y flexible”. Atención: secretaria, no secretario. En el correo electrónico me llega un mensaje con el asunto: “Limpieza de hotel en Londres”. Se pide un abono por adelantado de ¡novecientos cincuenta euros!

Por curiosidad consulto el Estatuto de los Trabajadores y, respecto al trabajo nocturno, observo que el artículo 36 es bastante ambiguo en lo referente a la remuneración. En cuanto a la condición de “carácter dulce y flexible” para ser secretaria, ¿nadie lo denuncia? Y por último, ¿quién controla las estafas laborales online? La crisis está aumentando la picaresca y disminuyendo los escrúpulos de los empresarios que se valen de la necesidad de millones de personas que se encuentran en situación desesperada.

Pero la pregunta del millón es: ¿dónde están los sindicatos? Es evidente que en tierra de nadie o, más bien, en la tierra de las subvenciones. Podría decirse que se está retrocediendo a los tiempos de la Revolución Industrial con la diferencia de que los obreros se movilizaban para denunciar las deplorables condiciones laborales y los abusos que sufrían por parte del empresario. Y no hace tanto tiempo en España los sindicatos obreros convocaban huelgas generales y manifestaciones multitudinarias.

Son las once de la mañana y, después de una intensa búsqueda de empleo en “lo que sea”, así como su consiguiente envío masivo de currículos, apago el ordenador y dudo entre cortarme las venas o dejármelas largas. Un día más, el trabajo de mi tesis doctoral me libera de tomar tan drástica decisión.



Categorías:Personal, Publicaciones en periódicos

Etiquetas:, , , , , , , , ,

3 respuestas

  1. Ay, madre lo sindicatos de clase. Q lejanos aquellos tiempos de Nicolás Redondo y Marcelino Camacho, capaces de perder su libertad por defender los derechos de los trabajadores…
    De no contar con los derechos individuales hemos pasado a los sindicatos caza-subvención y caza-curso de formación. Es decir, un gigante con pies de barro más interesado en llenar las arcas que en defender al oprimido laboralmente hablando.
    Y es q han perdido toda su legitimidad en la negociación de nada cuando su actuación es nula.
    Es cierto q la situación laboral es dramática y los ajustes y oportunidades laborales extremas pero sin estos antiguos árbitros del orden social q ni están (bueno sí, de mariscada en mariscada) ni se les espera, la situación se vuelve a veces dramática.

    Me gusta

    • Muchísimas gracias por tu comentario, Manuel. Se necesita que los sindicatos vuelvan a ser lo que eran y protejan nuestros derechos y libertades laborales. En otros países la labor sindical es fundamental y aquí parece de broma. Esperemos que esta crisis nos enseñe a recuperar nuestro Estado de Bienestar de antaño.

      ¡Saludos!

      Me gusta

  2. Como joven universitaria me preocupa mucho el futuro del empleo en general, ya que al fin y al cabo no se puede una aprovechar de los padres eternamente… espero que mejore tu situación, y la de tantas otras personas. Buena entrada si señor. Un saludo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Manjar de hormiga

Blog de periodismo narrativo de Alicante

Seguridad y Redes

Página personal de Alfon.

Mundo libre

La poesía es la casa del ser.

Paul Bernal's Blog

Privacy, Human Rights, Law, The Internet, Politics and more

Relatos Encallados

..........en algún lugar perdido de mi particular Singladura por la enigmática zona del Hemisferio que abarca las Áreas de Broca y Wernicke..........

Dame tres minutos

Hablemos un rato, pensemos en voz alta, sin complejos: dame tres minutos

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

julesversolibero

La vida es una comedia que siempre acaba en tragedia

bigdatajunki

data driven journalism

ComunicaCior, un blog de Iñaki Ciordia

Opiniones y reflexiones sobre lo que acontece en los medios de comunicación. Prevenido. Tres, dos, uno... ¡Estamos en el aire!

Papá de una niña con Síndrome de Down

... y al efecto que produce en mi vida le he llamado el Síndrome Up... yo lo tengo. Espero contagiarte.

BEN TROVATO – Durban Poison

Columns, letters and rants

The Gloria Sirens

Leap Out of the Deep and Sing

King of States!

I'm Michelle. This is my blog. I write about women and fatness, expound upon semi-coherent thoughts I have in the middle of the night, and offer tough love to those in whom I am disappointed; they are legion.

Idiot Joy Showland

This is why I hate intellectuals

Y llegaron los taitantos

Reflexiones de una casi cuarentona en crisis

A %d blogueros les gusta esto: